miércoles, 10 de noviembre de 2010

Invitación

Buenas. Habiendo vuelto al ruedo (del que nunca me he ido pero en el que me ha tocado oficiar de res por un buen tiempo) les recuerdo a quienes ya lo sabían y les cuento a los que no que este espacio se nutre de sus pedidos y que es un refugio que he construído para no olvidar los encantos del trabajo gratuito. Bueno, no se lo tomen tan a pecho! El hecho es que la consigna aquí es que, con un fundamento mínimamente esmerado, elijan ustedes los personajes que quieren ver retratados y Su Servidor usará una pizca de su ocio cartesiano en complacerlos (Aunque no pueda prometerles una velocidad de respuesta digna de nuestra era de San Expedito, prometo dejar atrás mi etapa de "Dios proveerá", "La Fe mueve montañas" y bicicleteadas caraduras por el estilo). Vale dejar el pedido en los comentarios, mandarme un mail a quienes tengan mi dirección o decírmelo a la cara a quienes suelo ver por ahí (esto último si es después de las once de la madrugada y antes de las diez de la noche les garantizará que no se traspapele el pedido). 

Ah! No está prohibido comprar los originales, eh?

No hay comentarios: